Importación de manzanas creció 234%

Son 7 millones de kilos más proveniente de Chile, hay protestas.

En medio del carnaval, los días lunes y martes, los chacareros del Alto Valle se juntaron para regalar a quien quisiera más de 30 toneladas de manzanas de la cosecha 2017 en Cipolletti, Río Negro, y sobre la ruta 22 a la altura de la Isla Jordán.

Una vez más el objetivo de la protesta fue el de visibilizar el bajo valor de la fruta a la hora de cobrar por su producción. La manzana, dicen, se vende a 60 pesos el kilo en los supermercados cuando los productores apenas reciben 5 pesos por kilo.

El valor de 5 pesos por kilo está al límite del costo, aseguran los productores. Si a eso se suma un peso adicional por frío para conservar la fruta, con las nuevas tarifas de energía, el costo por kilo trepará a 6 pesos, un peso adicional sobre lo que recibe el productor.

Las protestas de los fruticultores del Alto Valle son frecuentes todos los años. En 2017 realizaron este mismo tipo de reclamo en los puentes carreteros entre Cipolletti y Neuquén donde entregaron más de 40 toneladas de peras y manzanas.

En 2016, una multitud se dio cita en Plaza de Mayo -a metros de la Casa Rosada- para llevarse en dos horas miles de kilos de peras y manzanas que entregaron los los productores y que se vieron desbordados.

El reclamo realizado esta semana lo encabezaron los chacareros de Allen, Fernández Oro y Cipolletti, tiene que ver con el aumento de los costos en servicios eléctricos, la caída de la competitividad y las importaciones de Chile.

Según los datos recientemente difundidos por el INDEC la importación de manzanas de Chile crecióexponencialmente durante los últimos dos años, pero los ingresos de 2017 fueron un 234% superiores a las importaciones de 2016.

Las manzanas chilenas ingresadas el año pasado alcanzan los 9.948.426 de kilos, según el organismo estadístico, muy por encima de los 2.994.232 de kilos registrados en 2016, y 73 veces más que los 134.298 kilos importados de manzana fresca en 2015 desde el país trasandino.

Lo que se viene observando en los números oficiales es que la importación de manzanas de Chile tiene cada vez más peso proporcional en las exportaciones de la fruta argentina. En 2016 las importaciones representaban el 3% de las exportaciones argentinas a otros países, pero en 2017 las importaciones desde Chile crecieron a una participación del 13% en el total de exportaciones argentinas. Esto se dio tanto por la suba de las compras al país vecino como por la caída de las exportaciones argentinas que en 2017 disminuyeron un 15%.

Fuente: El Enfiteuta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *