Productores porcinos advierten sobre el daño que generaron las importaciones

La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos, advirtió sobre el impacto negativo que tuvieron en el 2017 para la actividad, el incremento de envíos del exterior y la falta de infraestructura en la provincia.

La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper), advirtió sobre el impacto negativo que tuvieron en el 2017 para la actividad, el incremento de importaciones y la falta de infraestructura en la provincia.

«La infraestructura provincial sigue pegando muy duro y castiga fuerte el esfuerzo», y las importaciones «siguen creciendo y terminan impactando negativamente en el mercado, por factores comerciales y sanitarios», indicaron desde Capper en un comunicado de cierre de año.

A su vez, la organización afirmó que «para el sector porcino de Entre Ríos, 2017 se perfilaba para ser un año positivo o mejor que 2016». También destacó que hubo «puntos a favor y otros en contra que confluyen en un escenario de permanentes dificultades y desafíos».

«La importación genera distorsiones significativas, perjudicando a toda la cadena, además de que son cortes hechos con herramientas productivas diferenciales como la ractopamina, que aquí está prohibida», agregó.

La Capper señaló además que «la suba de Ingresos Brutos, el impuesto más distorsivo, del 50 por ciento es fulminante». La cámara consideró que el 2017 fue  «un año con altibajos». Y apuntó a «problemas estructurales vinculados con la incapacidad de los gobiernos en materia infraestructura y voracidad fiscal que se traduce en pérdida de competitividad».

Fuente: AgroSitio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *